Trasplante pulmonar, ¿por qué?